domingo, 28 de enero de 2018

ROBERTO LIVI,enamorado del amor



Existen muchos autores de canciones románticas, los hay y muchos y excelentes, y muchos de ellos son argentinos. Pero si nombro a alguien a quien admiro por como escribe y utiliza las palabras es el señor Roberto Livi quién por fin llega a mi blog. Productor y compositor argentino. Y cantante…
Cuando una persona aprovecha las oportunidades que se le presentan es allí cuando demuestra su capacidad para ver la vida de una manera que muchos no la ven. Hay que aprovechar esos momentos pues seguramente no regresarán, y el vaya si supo hacerlo. Cuando tuvo la oportunidad de ir a bailar rock & roll y twist en Brasil fue y bailó y lo hacía muy bien.

Luego surgió el compositor. Él ha escrito canciones para Roberto Carlos, Julio Iglesias, José José, Rocío Durcal, Chayanne, Cristian Castro, Sting y tantas estrellas internacionales. Ha ganado varios Grammy. Y un sinnúmero de otros premios muy merecidos. Pronto viene a Argentina para recibir una distinción en el Congreso.

Su nuevo disco se llama “Vivencias” y se está vendiendo muy bien. Se siente muy feliz cantando sus propias canciones ya que pone el mismo sentimiento que tuvo cuando las escribió. Además, dice que su voz no es como la de un gran cantante, pero asi se deben decirse las cosas del amor, en voz baja y dulce, no gritando, sino muy suavemente.
En 2017 recibió el Premio La Musa del salón de la fama de Compositores Latinos.


--Si hablo de autores de canciones románticas surge su nombre pues lo admiro. Y si hablo de cantantes muy románticos me viene el nombre de Julio iglesias. Una canción que me gusta “La carretera”. ¿Cómo fue ese trabajo con Julio?

No fue precisamente el primer trabajo con Julio. Lo hice con “Cuidado amor”. Hace más de 40 años.
Luego me fui por 20 días a Brasil y me quedé allí 20 años. Compuse en portugués.  Y en Miami volví a reencontrarme con Julio, una noche lo vi en su casa.  Le llevé 5 canciones y las grabó a las cinco. La Carretera, Baila Morena y El último verano y dos más. Le gustaron todas.


--¿Cuál fue el disco o los discos que interpretó Roberto Carlos con su producción?

Mi relación con Roberto Carlos es algo diferente a los demás. Es un gran amigo que ha estado a mi lado en momentos buenos y malos. Es el padrino de mi hija que se llama en honor a el Roberta Carla. Es mi compadre, un gran autor y una gran persona.
Le hice cinco discos. Con la canción “Si el amor se va” le hago también la producción y gano el primer Grammy de mi carrera. La canción no estaba escrita para una mujer, era para mi padre que hacía poco tiempo que había fallecido.
Todos los cantantes con los que he tenido la suerte de trabajar han sido maravillosos, pero con Roberto Carlos fue distinto, es un gran amigo.


--¿Cómo se siente regresando a su primer amor, el canto, sé que asi fueron sus comienzos?  

Si, yo era un audaz…muy audaz de jovencito. Si es mi primer amor el canto. No cantaba muy bien. Pero la vida me obligó a dejar el canto y buscar otra manera de alimentar a mi familia. Y comencé a componer y producir, y me fue bien.

Luego formé a Los Robert´s Twist, éramos un productor me contrató para ir a Brasil, pero éramos ocho los integrantes, pero fui a Brasil con la bailarina que bailaba conmigo, no alcanzaba para que fuéramos todos. Bailé dos meses y nuestro productor nos dijo...si cantaras algo…y le dije que cantaba. Y asi comencé más masivamente. Pero ganaba poco asi que cambié de profesión y creo que mal no me fue. Me quedé 10 años. Luego volví a Argentina. Y en 1975 volví a Brasil hasta 1982.

Mis canciones perdurarán por siempre. Me hace tan feliz el cariño de la gente, el escuchar mis canciones en radios o si entro en un restaurante y el pianista toca alguna de ellas.


--“Toco Madera” o “Maravilloso Corazón Maravilloso”, dos canciones que Raphael supo hacerlas muy conocidas. ¿Cómo es Raphael? Trabajar con él.

Es un gran hombre y un gran artista. Uno de verdad, que llega a la hora que hay que llegar, es un gran profesional. Si tiene que ir a la radio va, si tiene que ir a la tele va. Por eso llegan adonde llegan. Aceptan opiniones de productores.
Maravilloso Corazón maravilloso, es un álbum de 1989…se vendió muchísimo. Es mundialmente conocida esta canción. Y Toco Madera, la canción preferida de Raphael del álbum Las apariencias engañan.


--¿Cómo surgen o nacen sus letras? ¿De vivencias? ¿O quizás por historias que le cuentan?

No, surgen de vivencias mías o de momentos capturados por mi mente. Fui muy enamoradizo de joven, pero estoy felizmente casado. También conocí el desamor y asi nacieron muchas de mis canciones.
Soy un observador de la vida y así he aprendido mucho, y les digo a los jóvenes que la persona que observa sabe más que el que estudió. Hay que estudiar, pero la observación enseña mucho.
Conocí los dos lados, el amor y el desamor. Siempre escribí de mis cosas, de lo que me pasaba a mí.
Mi abuela decía siempre... Toco Madera... y de allí salió el nombre de mi canción. 40 y 20 por mi casamiento con mi esposa a la que le llevo 20 años.


--¿Qué se siente al ver el camino que han recorrido sus canciones y que perdurarán por siempre?

Yo soy un hombre muy feliz y agradezco a Dios cada día. Es mi guía en cada momento. Hablo con él siempre. Trabajar en lo que realmente te gusta es lo mejor que puede pasarle a una persona. Tuve la oportunidad y la tomé. No la dejé pasar.  Soy alguien afortunado.


--¿Qué nuevos proyectos hay en su agenda para este 2018?

Soy una persona que no para. Este año llegaré con mi gira por toda Latinoamérica. Y también por algunas ciudades de Europa. Mi debut fue en Miami y me fue muy bien no sólo con el público sino con la crítica. Se agotaron las entradas y la ovación del público fue de pie.
Y para mis actuaciones dentro de 15 días voy a dar a conocer una canción “muy bailable”.

Mi saludo a todo Córdoba, de donde salen cosas muy buenas.









Su sitio web es:

Y lo encuentran en:

-Facebook
Roberto Livi Official

-Twitter:
LiviOficial

Agradezco al Sr Roberto Livi por su amabilidad y por su tiempo al aceptar conversar conmigo por teléfono para hacer la entrevista.

Leticia Teresa Pontoni.

© 

No hay comentarios:

Publicar un comentario