jueves, 19 de enero de 2017

JUDY GOLDMAN, imaginando historias



Una gran escritora mexicana hoy visita mi blog. ¡Bienvenida Judy!!


--¿Cuántos libros llevas publicados? ¿Cómo llegaste a publicar el primero? Una gran escritora mexicana hoy visita mi blog. ¡Bienvenida Judy!!

Hasta el momento, son 45. Casi todos han sido publicados por editoriales mexicanas pero también he publicado en los Estados Unidos, Brasil y Colombia.
El primero fue “Una rana en un árbol”, libro publicado, ¡hace treinta años!, gracias a que ganó un tercer lugar en el Premio Antoniorrobles de IBBY México. A partir de entonces, me gustó tanto escribir que me dediqué a eso.

--El que los padres incentiven a sus hijos  a leer hará un buen lector en el futuro. ¿Te parece?

Creo que es cierto y que más quisiera yo. Me encantaría que fuera así pero hay ocasiones en que, aunque los padres hagan todo por hacer lectores a sus hijos, nada más no se da... aunque siempre existe la esperanza que, en algún momento de su vida, esos hijos no lectores empiecen a leer y les guste. Hay niños que, simplemente, no les agrada así como podría ser que no les gusta la natación aunque sepan nadar. Claro que los padres modelo, que leen y les leen a sus hijos, les compran libros y los sacan de una biblioteca y platican con ellos sobre lo leído tienen más probabilidades de lograr que se conviertan en lectores habituales.

Claro que hay casos donde los padres no les leen a los hijos y, aun así, son lectores gracias a que un adulto, sea un maestro o mediador, logró engancharlos en la lectura. Hay de todo. Yo, que estoy convencida de las bondades de los libros y la lectura, desearía que todos leyeran y que fueran buenos lectores pero me dí cuenta, hace muchos años, que no será así a menos de que cambien, entre otras cosas, las malas formas de enseñar a leer en muchas escuelas donde, en vez de que los alumnos vean a la lectura como algo placentero, lo ven como algo aburrido y meramente didáctico.

--Sé que como mexicana te gustan los Tacos. ¿Probaste alguna vez el asado argentino?

Sí, hace muchos años. Te cuento que no soy muy "fan" de la carne roja pero, eso sí, me encantan las empanadas.

--Elegí dos libros de todos los que has publicado. Cuéntame sobre ellos:

1) “Quiero una mascota”

Por otro lado, Quiero una mascota es un libro juguetón pues, además de aprender los números del uno al diez, el lector al mismo tiempo se divierte con un cuento de una pequeña con una imaginación muy grande que quiere una mascota, adopta un perro y después decide que, ¡una mascota no es suficiente! Este libro, publicado por Editorial Pearson de México, esta lleno de humor y el ilustrador, Enrique Torralba, hice un excelente trabajo en iluminar el texto con su arte.

2) “En la oscuridad”

En la oscuridad nace de los temores nocturnos de los más pequeños. Creo que todos los tuvimos y, en mi caso, yo no podía dormir si no tenía conmigo a mi perro de peluche, rosa y blanco y grande, que me defendía de las sombras y esas cosas inexplicables que aparecen cuando tus papás salen de tu cuarto y apagan la luz. Mis hijos también se asustaban de cosas que los despertaban en la noche y, muchos años después, este cuento nació de las experiencias de los tres (y seguramente de otros niños).  El trabajo editorial fue muy rico porque el ilustrador, Fabricio Vanden Broeck, y las editoras de Editorial Norma, Lorenza Estandía y Aline Hermida, trabajos muy de cerca para lograr el libro y para darle un giro divertido al final.

--¿Cómo nacen tus historias?

Ay, qué pregunta tan difícil de contestar pues las ideas que dan a luz a los cuentos están en todos lados. Puede ser que algo que te sucedió a ti o a alguien que conoces. Puede ser algo que escuchaste en la radio o que viste en la televisión o en el cine lo que te dará una idea que acabará siendo un cuento muy diferente a lo que te dio la idea en primera instancia. A veces una anécdota acabará siendo una historia. Cuando voy a escuelas y platico con los niños, siempre me preguntan la misma cosa (además de querer saber cuántos años tengo...) y entonces jugamos lo que yo llamo "el juego de qué pasaría si". Les pido que usen su imaginación y que contesten ––¿Qué pasaría si, saliendo de clases, en la reja de la escuela se encuentran un elefante morado? Y empiezan a participar contándome cómo es que el elefante llegó ahí, por qué es morado, etc. Yo lo juego mucho también y, a veces, de ahí salen ideas.

--¿Tus hijos fueron tus primeros lectores?

Más bien mis hijos Daniel e Ilán fueron mis primeros escuchas. Desde que eran bebés, les leía mucho, los rodeamos de libros y, además, les contaba cuentos en la noche antes de apagar la luz. También cargaba libros conmigo siempre que salíamos de la casa pues yo pensaba que siempre tendrían algo que hacer si, por ejemplo, estábamos esperando ver al doctor. Escribí dos de los cuentos que les contaba, los trabajé mucho, los mandé al Premio Antonio Robles de IBBY México y, para mi enorme emoción, Una rana en un árbol ganó tercer lugar y Pepe, Sandra y la barda ganó una mención. 

Esos fueron los primeros dos cuentos que publiqué. Les seguí contando cuentos (algunos de esos también fueron publicados) pero ya después, al ir creciendo, ya no fue tan fácil porque sus intereses, como la escuela, los amigos, etc., eran otros. Aun así, son buenos lectores, cada quien en su tema, y mis nietos también. Hoy en día, Ilán, quien es fotógrafo y escritor (hicimos dos libros juntos y un tercero está en la etapa de planeación), ha leído algunos y me ha dado buenos consejos editoriales.

--¿Hay algún nuevo libro cocinándose?

Siempre estoy trabajando en uno o más  proyectos. Mi cabeza se llena de ideas con mucha facilidad y trato de apuntarlas, aunque sea en el recibo del supermercado que encuentro en el fondo del bolso, porque, si no lo hago, desaparecen así como llegaron y luego, aunque me rompa la cabeza, no hay forma de recordarlas. Tengo una carpeta llena de recortes de revistas y periódicos así como papeles y papelitos con palabras que más bien parecen garabatos que a veces no logro descifrar ––porque apunté la idea mientras iba manejando o en la oscuridad del cine––y, si le entiendo a mi letra y me divierten o me gustan mucho, las convierto en historias. Claro que hay ideas que se quedan en el tintero pues no todas acaban siendo un cuento.

Tengo varios cuentos en dictaminación en editoriales de México y otros países y esperanzada de que algunos sean aceptados para publicación para este año y el siguiente y, mientras espero escuchar noticias de las editoriales, me pongo a trabajar en otras historias.

En este momento, estoy ocupada de lleno en dos proyectos y podría ser que, si me dan luz verde en las editoriales, pueda trabajar en dos más.


Si desean visitar su sitio web está en: 


www.judygoldman4kids.com  


                                                  ALGUNO DE SUS LIBROS




Gracias a Judy por responder a mi pedido de entrevistarla.  

Leticia Teresa Pontoni

No hay comentarios:

Publicar un comentario